INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA EN VIVIENDAS 

INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA EN VIVIENDAS 

La energía solar fotovoltaica es la generada a través de la radiación solar y cuyo fin es la generación de electricidad, siendo además una de las alternativas al uso de combustibles fósiles, especialmente contaminantes. Así, el sol, por ser gratuito e inagotable, se convierte en una inmejorable fuente de energía, cuya explotación, además, resulta inofensiva para el medio ambiente.

TIPOS DE INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS 

INSTALACIÓN AISLADA:

Las instalaciones aisladas de red son habituales en zonas dónde el acceso a la red pública es muy difícil o imposible de conseguir o cuando dicha operación conlleva un coste muy alto, por lo que se busca una forma alternativa de conseguir el suministro de energía eléctrica. Para ello, el sistema capta la radiación que emite el sol y se encarga posteriormente de producir energía y suministrarla o almacenarla.

INSTALACIÓN DE CONEXIÓN:

Este tipo de instalación fotovoltaica con conexión a red es el más extendido por nuestro país. En ellos, la energía solar producida se envía directamente a través de un inversor de conexión a red a un contador, en el que el productor recibe una compensación económica por la cantidad producida. El suministro energético para sus equipos proviene directamente de la red pública.

BOMBEO SOLAR

La gran cantidad de horas de sol en territorios de extensas zonas agrícolas, ha permitido a los agricultores disponer de sistemas de bombeo solar fotovoltaico en los que se aprovecha éstas gran cantidad de radiación solar para suministrar agua a sus explotaciones agrarias.

El sistema es sencillo: Los paneles capturan la radiación solar y la transforman en energía solar fotovoltaica, en forma de corriente continua. Esta corriente pasa a través de un cuadro inversor que capta dicha energía y regula la cantidad que se emite a la bomba solar, que utiliza para expulsar agua extraída, normalmente, de acuíferos.

ALUMBRADO SOLAR

El alumbrado solar público se encarga de utilizar la energía solar obtenida durante las horas de máxima radiación para generar luz que alumbre zonas residenciales, parques, carreteras, etc. Por ello, estos sistemas suponen un ejemplo claro de cómo almacenar y utilizar la energía producida por el sol en horas sin radiación.

El sistema de alumbrado solar funciona de la siguiente manera:

  • Los paneles solares, colocados en lo alto del sistema de alumbrado, captan la radiación solar y la transforman en energía.
  • Dicha energía se envía a las baterías para su carga, que se posicionan bajo tierra para evitar cualquier tipo de daño y así no tener que realizar un mantenimiento continuo.
  • En las horas de poca o nula radiación, las baterías se encargan de suministrar energía a la luminaria para producir el alumbrado de la zona.

MANUAL TÉCNICO DE INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *